domingo, 13 de julio de 2008

Oramos

LA IMITACIÓN DE CRISTO

Señor Jesús,
quisiera ser como Marta
y aún más como María,
todo junto a tu figura,
a tu presencia,
a tu servicio.

Interés siempre nuevo de tu parte,
como si estuvieses en búsqueda de mí,
como si fueses el huésped que debo recibir, escuchar,
servir y entender.

Conocerte, Jesús, para seguirte.
Es el inicio del amor,
la fascinación de tu presencia,
de tu palabra.

Es una escuela que proviene
de tu conocimiento, Jesús,
de la fe en ti,
de la fe que progresa en el interior,
tendiendo a una intimidad
que transforma al discípulo en amigo.

Conocerte, Jesús, para servirte.
El ministerio exige un espíritu,
un dinamismo.
Conocerte, Jesús, para vivir de ti.

¿Qué es este misterio?
Tú vives en mí.

(“Orar con Pablo VI)

1 comentario:

M.Agostina dijo...

Ojalá muchos jóvenes nos animemos a responder con un "Sí" genereoso esta imitación de Cristo, y podamos decir como Sta. Teresita: “¡Dios mío, lo elijo todo! No quiero ser santa a medias; no tengo miedo de sufrir por vos; tan solo temo una cosa: conservar mi voluntad; tomadla, pues; ¡Elijo todo lo que vois queráis!”

Saludos... siga adelante. Que Dios la bendiga. Agostina
A.M.D.G

Le invito a mi sitio: http://agospachekita.spaces.live.com/