martes, 2 de septiembre de 2008

Pensamientos para Reflexionar

Cuanto más cede usted a ello, tanto más ello le exige; esa exigencia crece como crece un niño, pero trae ignorancia y desdicha. No se pregunte si debe renunciar a ello, sino considere el precio que paga”

Sea cual fuere el momento en que nos hallamos de nuestro desarrollo, y sea cual fuere lo que estemos haciendo, Dios nunca dejará de amarnos, corroborando cuanto de bueno hay en nosotros y comprendiendo tiernamente nuestras debilidades. No tenemos necesidad de cambiar ni de crecer ni de ser buenos para ser amados. Más bien es lo contrario: somos amados para que podamos cambiar, crecer y ser buenos”. (J. Powell)

"Jesús ha tocado mi vida. Con su benevolencia, su estímulo y su desafío, Jesús ha hecho que mi vida fuera completamente distinta. Estaba ciego y ahora veo. Estaba perdido y he sigo encontrado. Pero, por favor, ten paciencia. Dios todavía no ha terminado conmigo”. (J. Powell)“

No hay ninguna certeza de que mi vida vaya a ser más fácil en los próximos años, o de que mi corazón vaya a estar más tranquilo. Pero tengo la certeza de que tú, Señor, me estás esperando y de que me acogerás en casa cuando haya perseverado en mi largo viaje a tu morada. Dame valentía, esperanza y confianza. Amen”. (H. Nouwen)

2 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola Hermana,Jesús vino a enseñarnos el amor.La Redención se hizo a través del amor.Pero todo amor se vive se expresa en una mezcla inextricable de gozo y de sufrimiento.Reciba mi cordial saludo Hermana.

Luisa dijo...

Yajaire de Dios:rezo por ustedes.
No se olviden de nosotros que aquí fuera las cosas están muy dificiles.
Besos
Luisa