domingo, 21 de septiembre de 2008

Un Dios que nos LLama a ser Amor


Un Dios Amor que nos llama a ser amor. Así puedo resumir el mensaje para la celebración eucarística de este domingo. El amor es nuestra naturaleza, es nuestra identidad, nublada a menudo por el desánimo,la desilución y falta de autoestima que ha dejado en nosotros el pecado. La Palabra viva que compartimos cada semana viene a traernos salud espiritual cuando nos recuerda quiénes somos: hijos, herederos, promesa, eternidad. Es esencial tenerlo presente siempre, recordarlo, fijarlo, proclamarlo. El amor de Dios es nuestro, nos llena de luz, nos convierte en testigos de la luz. Hoy tuve la satisfacción de ver a la ente salir de misa, a la mayoría, con una sonrisa en los labios, y eso a pesar del tiempo, que está nublado y lluvioso. llevar una sonrisa como carta de presentación es ir diciendo Cristo vive. Es el testomonio más sencillo que podemos dar, el más necesario, el más urgente. Hablar de un Dios Amor que nos llama a ser amor.
Publicado por Manuel

2 comentarios:

Agostina dijo...

Hola hermanita del alma!
Que tengas un lindo día...
Hoy aquí empieza la primavera, y es un hermoso día...
Conta con mis oraciones
Unidas en la Trinidad
Tu hnita gemela.
Agostina.

Clave de Sol dijo...

Yo también salí con una sonrisa en los labios...Hacía mucho tiempo que no iba a Misa, y no sé como...me levanté y me fui corriendo a Misa de 11. Gracias por tu blog.