miércoles, 19 de agosto de 2009

Sta.Teresa de Jesús nos enseña como Orar

1. Ahora, pues, tornemos a nuestra oración vocal para que se rece
de manera que, sin entendernos, nos lo dé Dios todo junto, y para como he dicho- rezar como es razón.
La examinación de la conciencia y decir la confesión y santiguaros,
ya se sabe ha de ser lo primero.
Procurad luego, hija, pues estáis sola, tener compañía. Pues ¿qué
mejor que la del mismo maestro que enseñó la oración que vais a
rezar? Representad al mismo Señor junto con vos y mirad con qué amor y humildad os está enseñando.
Y creedme, mientras pudiereis
no estéis sin tan buen amigo. Si os acostumbráis a traerle cabe vos
y El ve que lo hacéis con amor y que andáis procurando
contentarle, no le podréis -como dicen- echar de vos; no os faltará
para siempre; ayudaros ha en todos vuestros trabajos; tenerle heis
en todas partes: ¿pensáis que es poco un tal amigo al lado?
2. ¡Oh hermanas, las que no podéis tener mucho discurso del
entendimiento ni podéis tener el pensamiento sin divertiros!,
¡acostumbraos, acostumbraos! Mirad que sé yo que podéis hacer
esto, porque pasé muchos años por este trabajo de no poder
sosegar el pensamiento en una cosa, y eslo muy grande. Mas sé
que no nos deja el Señor tan desiertos, que si llegamos con
humildad a pedírselo, no nos acompañe. Y si en un año no
pudiéremos salir con ello, sea en más. No nos duela el tiempo en
cosa que tan bien se gasta. ¿Quién va tras nosotros? Digo que
esto, que puede acostumbrarse a ello, y trabajar andar cabe este
verdadero Maestro.
3. No os pido ahora que penséis en El ni que saquéis muchos
conceptos ni que hagáis grandes y delicadas consideraciones con
vuestro entendimiento; no os pido más de que le miréis. Pues
¿quién os quita volver los ojos del alma, aunque sea de presto si no
podéis más, a este Señor? Pues podéis mirar cosas muy feas, ¿y
no podréis mirar la cosa más hermosa que se puede imaginar?
Pues nunca, hijas, quita vuestro Esposo los ojos de vosotras. Haos
sufrido mil cosas feas y abominaciones contra El y no ha bastado
para que os deje de mirar, ¿y es mucho que, quitados los ojos de
estas cosas exteriores, le miréis algunas veces a El? Mirad que no
está aguardando otra cosa, como dice a la esposa, sino que le
miremos. Como le quisiereis, le hallaréis. Tiene en tanto que le
volvamos a mirar, que no quedará por diligencia suya.
(camino de Perfección 26)

5 comentarios:

amor que soy dijo...

los ojos en el amor del senhor, y el amor del senhor en nuestra vida

ocds dijo...

Querida Hermana:PAZ.Me he alegrado mucho de encontrar este blog en internet dónde dar a conocer al mundo la Espiritualidad de nuestros santos Padres.Yo también soy carmelita descalza,seglar y os invito tambien a conocer mi blog http://dejaosamar2.blogspot.com espero que tambien os guste yo ya he puesto este en favoritos!!!un abrazo muy fuerte de tu hermana Catalina de Jesús OCDS

ocds dijo...

Querida Yajaire:Muchisimas gracias por tu visita a nuestra página y por el comentario y petición de oración que nos has dejado.Hemos puesto tu blog en los enlaces de la Orden de nuestra página y quiero pedirte que tu nos enlaces también desde la tuya.Un abrazo fuerte en Cristo, Catalina de Jesús OCDS

MARISELA dijo...

Hola hermana: llevanba días sin poder comentar en las páginas de mis amigos, pero ya he vuelto y te digo que es muy acertado traer aquí las palabras de santa Teresa, que, aunque algo enredosas por el castellano utilizado, son muy ricas en cuanto a enseñanzas.
A mí me gusta mucho su espiritualidad, creoq ue es una gran maestra de oración y sus escritos están vigentes ahora, tanto como en su tiempo.
Voy de aquí al blog de Catalina, a conocer nuevos amigos.
Abrazos en J y Mª.

Yajaire de DIOS dijo...

Gracias Marisela por tu visita y a todas las que nos visitan día a día que todos os ayude a crecer en vuestra vida espiritual.
hna yajaira